Martes 19 de Marzo 2019

¿No te gusta lavar los platos? lee estos truquitos para hacerlo más fácil

Lavar los platos es una tarea algo aburrida que si o si debes hacer, la buena noticia, es que en Universal® encontramos varias maneras de reducir el tiempo que usas, incluso con los trastos más grasientos el esfuerzo será mínimo. 

Sigue leyendo, presta mucha atención y toma nota de los más útiles para ti. 

Usa gaseosa para limpiar: empapa cualquier olla que tenga marcas de quemaduras con gaseosa y déjala durante toda la noche, en la mañana estrégala y verás como sale fácilmente la marca.

Remoja los platos con anticipación: si estás en uno de esos días en que no quieres lavar platos, te recomendamos dejarlos remojando con agua y jabón. Esto hará que la tarea sea un poco más fácil cuando lo vayas a hacer. 

Utiliza agua jabonosa para tus electrodomésticos: una forma práctica y fácil de lavar electrodomésticos como tus licuadoras Universal®, es agregar un poco de agua jabonosa o detergente para platos al aparato y luego encenderlo durante un rato, unos pocos segundos pueden ser suficientes para desaparecer la mayoría de los alimentos. Para las ollas de cocción lenta y las cafeteras, puedes dejar que el agua jabonosa repose durante una hora, manteniendo la olla de cocción lenta a fuego lento.

El vinagre y sus muchos usos de limpieza: hervir un poco de vinagre puede eliminar las manchas acumuladas en el fondo de cualquier sartén Universal®. hará la diferencia. 

Usa agua fría para limpiar los restos de almidón y lácteos: El agua fría no suele ser la opción preferida para eliminar las manchas, sin embargo, el agua caliente es generalmente más efectiva para eliminar la grasa y tiene la ventaja adicional de secar más rápido. Pero en el caso de los productos lácteos y almidón, como la lasaña, la pasta y algunos postres, el agua caliente puede hacer que la sartén sea más pegajosa. Mejor usa agua fría, te facilitará mucho el trabajo.

Aprovecha el poder del limón: son particularmente eficaces contra las manchas difíciles de eliminar y la acumulación de grasa pesada. Además tiene propiedades de limpieza muy similares al vinagre. 

Limpia tus esponjas Universal®: una la esponja común del hogar tiende a reunir muchas bacterias, si bien el lavado con agua y jabón ayuda, no es suficiente. Te sugerimos calentar la esponja en un microondas por un corto período de tiempo, hervir la esponja o enjuagar con agua jabonosa caliente puede reducir su contenido de bacterias.

Limpia tus tablas de madera con sal: después de un tiempo de uso, el enjuague normal deja de ser suficiente para mantenerlas libres de bacterias. Debes lavarla con agua tibia, agregarle unas cucharadas de sal y esparcir medio limón en círculos sobre ella frotando bien. Luego, lávala de nuevo con agua tibia para que te quede impecable.

Si te parecieron útiles estos trucos, compártelos con tu amigas. 

Califica este tip
0